lunes, 28 de febrero de 2011

Nintendo 3DS, pirateada en unas horas

Los 'hackers' han tardado menos de un día en vulnerar los sistemas de seguridad de Nintendo 3DS. Horas después de la salida de la consola en las tiendas japonesas varios grupos de 'hackers' han mostrado los primeros avances que vulneran la seguridad de la portátil. Eso sí, el pirateo es relativo ya que las primeras 'flashcarts' permiten cargar copias de juegos de la anterior Nintendo DS en la nueva.La expectación por la nueva Nintendo 3DS ha sido muy elevada en Japón. Los consumidores han acudido en masa a los establecimientos para conseguir una de las primeras unidades de la consola. Entre los 'hackers' también se ha seguido con mucho interés el lanzamiento. Parece que las declaraciones de Nintendo en la que aseguraban que su nueva portátil es su consola más segura hasta la fecha han sido tomadas como un reto por parte de los 'hackers'. 
Menos de un día han tardado en aparecer los primeros sistemas que vulneran la seguridad de la consola de Nintendo. Según informa el portal El Otro Lado, el cartucho 'CycloDS iEvolution' es uno de los primeros sistemas que permiten la carga de juegos de Nintendo DS en la nueva consola sin tener que modificarla. Por el momento los hacker no han conseguido cargar otros contenidos, aunque tras dar el primer paso es más que posible que consigan hacerlo.



Menos seguro de lo esperadoEl cartucho 'CycloDS iEvolution' no es el único sistema que ha conseguido penetrar en el sistema de Nintendo 3DS. El conocido equipo de la 'flashcart' R4 también ha superado las medidas de seguridad de Nintendo. En este caso se ha utilizado un cartucho de Nintendo DSi para introducir copias de Nintendo DS, aunque no se ha explicado si se ha realizado un hack a la consola o no. 
Nintendo por el momento no se ha manifestado sobre las vulneraciones a su sistema. Lo cierto es que el sistema no se ha mostrado tan seguro como la compañía aseguraba y se desconoce si Nintendo tomará medidas y evolucionará el software del dispositivo para plantar batalla a los hackers.