domingo, 6 de febrero de 2011

¿Y si Windows 8 se convierte en la madre de todos los productos de Microsoft?

Son miles, miles las personas que actualmente tienen integrado en sus equipos alguna versión del sistema operativo que Microsoft ha creado para ordenadores, portátiles o de escritorio. Es el más popular y el más usado, de hecho, vemos el empeño de integrarlo en lugares donde no hace su mejor trabajo y estas son cosas que al parecer los fabricantes y Microsoft sólo aprenderán con equivocaciones y malos números.

Sabemos que cuando una empresa decide renovar su producto generalmente lo hace para bien, Windows 7 es un buen ejemplo de que Microsoft quiere hacer las cosas bien, pero que lo hará mejor en la nueva versión, léase Windows 8 (mientras deciden cuál será el nombre de la próxima versión). Durante el CES 2011 vimos con mucho entusiasmo de cambios a Steve Ballmer, CEO de Microsoft.

Microsoft tiene varios productos con gran potencial que forman parte de diferentes divisiones y esto es prácticamente lo que se quiere cambiar para que trabajen de manera más estrecha. Durante el CES, Ballmer mostró Windows 7 basado en ARM, Xbox Kinect, Windows Phone 7 y Surface 2. Además de estar respaldados por el sello de Microsoft, ¿qué más podría relacionarlos? Es aquí donde la nueva versión de Windows (W8) entra en juego.

Creer que Windows 8 podría ser la madre de todas las tecnologías de Microsoft no me parece tan alarmante como lo pinta el titulo y mucho menos descabellado, claro, con algunas excepciones. Quizá Ballmer sólo tenía pensado mostrar los productos juntos en una sola oportunidad, pero como geeks que somos esto puede despertar curiosa en nosotros y pensar libremente que la próxima versión de Windows podría integrar todos estos productos en un solo lugar, o por lo menos algo de ellos.


Teniendo en cuenta las tendencias actuales podemos hacernos una de idea de cómo debería ser la nueva versión de Windows para que pueda desbancar de una vez por todas a un Mac OS X o cualquier distribución de Linux (siendo estos los más populares). Si de soñar se trata, entonces es hora de comenzar. Windows 8 + Xbox nos haría la vida fácil, un virtualizador oficial por no ir más allá, sería un avance total. Windows Phone 7 tiene su aplicación de Xbox que no intercede con los juegos diseñados para el sistema operativo como tal y no afecta para nada la plataforma de juegos que Microsoft pretende crear para su sistema operativo móvil.

Windows 8 + Kinect, creo es lo más obvio que podría pasar, después de tanta locura y tanto empeño por implementar Kinect en cualquier otro equipo que no sea un Xbox 360 debe darle una pista a Microsoft. Definitivamente esto lo debemos tener en la próxima versión de Windows o en una pronta actualización. De sólo pensarlo se me pone la carne gallina, Kinect sería una herramienta increíblemente útil no sólo para nosotros que todo lo queremos probar por gusto, si pensamos un poco en las personas con discapacidad nos damos cuenta lo bien que resultaría. Un ordenador de escritorio con pantalla táctil es demasiado cansado para cualquier persona después de un par de segundo, todo lo contrario a Kinect, de nuevo viendo como una interfaz explotada por discapacitados.

Windows 8 + Surface 2. La llegada de la nueva versión de Microsoft Surface lo hizo mucho más interesante de lo que ya era, no sólo por su precio (mucho más económico) sino por la posibilidad de basarse en diferentes tamaños y no en un solo. Sería una excelente opción si queremos una verdadera interfaz para gestos multitouch en Windows. Es que todavía no me creo como Microsoft teniendo una tecnología como Surface, Windows 7 sea tan malo con el soporte táctil. En fin, esta sería la opción perfecta para las tabletas, claro, yo sólo estoy soñando.


Conclusión: Microsoft tiene todas las de ganar si de verdad le pone empeño a la próxima versión de su sistema operativo estrella, sólo deben meter en un licuador todos sus productos y sacar uno que termine siendo el llegadero de todos. Ustedes, ¿cómo se imagina que puede ser la nueva versión de Windows?