viernes, 29 de junio de 2012

El superordenador Sequoia de IBM pasa a ser oficialmente el más potente del mundo.

Es utilizada para realizar operaciones como simulaciones de explosiones nucleares.
Para lograr toda su potencia emplea más de 1,5 millones de procesadores.
Sequoia, un equipo construido por IBM para la Administración Nacional de Seguridad Nuclear (NNSA) de Estados Unidos acaba de ser coronado como el superordenador más rápido del mundo en el listado del Top 500 de computación, robándole el puesto a K, la computadora japonesa diseñada por Fujitsu.
La supercomputadora de la NNSA está instalada en el Laboratorio Lawrence Livermore National de California, y es utilizada para realizar complejas operaciones como simulaciones de explosiones nucleares, cambios climáticos a largo plazo y estimaciones de capacidad de yacimientos de gas y petróleo, sin necesidad de realizar test reales.
Este equipo, que usa más de 1,5 millones de procesadores, es capaz de hacer en una hora cálculos que requerirían el trabajo diario de 6,7 millones de personas con calculadoras de mano durante 320 años.