domingo, 29 de julio de 2012

El peligro de las Las cabinas de rayos UVA.

Según un estudio, matan cada año a 800 personas en Europa occidental.
Los usuarios de estas cabinas tienen un 20% más riesgo de cáncer de piel.
El riesgo se duplica si se reciben estos rayos antes de los 35 años.
Las cabinas de rayos UVA son objeto de polémica desde hace tiempo. Y lo son porque no se ha podido demostrar que sean inofensivas. Más al contrario, se ha observado que pueden causar melanoma, el cáncer de piel. Por algo están prohibidas en algunos países, pero no en España.
El 5,4% de los casos de melanoma anuales se relaciona con los rayos UVAAhora, un estudio europeo –del que se hace eco Materia– ofrece datos concluyentes sobre los riesgos para la salud de ponerse bajo las lámparas de rayos UVA. Ese moreno artificial provoca alrededor de 3.500 casos de melanoma y unas 800 muertes cada año en Europa occidental.
El estudio ha sido realizado por investigadores del Instituto Internacional de Investigación en Prevención de Lyon (Francia), en colaboración con el Instituto Europeo de Oncología en Milán, con datos de 18 países, incluido España.
Han analizado los resultados de 27 estudios independientes sobre la relación del cáncer de piel con el uso de cabinas de rayos ultravioleta entre 1981 y 2012. Sus datos incluyen casi 11.500 casos de cáncer de piel.
La OMS recomendó que los menores de edad no utilizaran estas cabinasLos autores, cuyo trabajo publica el British Medical Journal, calculan que de los casi 64.000 nuevos casos de melanoma diagnosticados cada año en Europa occidental, el 5,4% están relacionados con el uso de cabinas de bronceado.
Los usuarios de estas cabinas presentan un riesgo de padecer cáncer de piel un 20% superior a las personas que nunca han acudido a los centros de bronceado. Y el riesgo se duplica si se empieza a recibir esta radiación ultravioleta antes de los 35 años.
A la luz de estos datos, los investigadores reclaman "mano dura" a las autoridades en su estudio. Conviene recordar que la Organización Mundial de la Salud ya recomendó en 2005 que los menores de 18 años no utilizaran estas cabinas de rayos UVA. De hecho, países como Brasil o Australia (en Nueva Gales del Sur) ya han prohibido las cabinas de rayos UVA.
En España, solo prohibidas a menores
En España no existe una prohibición de uso de las cabinas para menores de 18 años. Un estudio del Centro Nacional de Epidemiología, realizado en España en 2011, mostró que el 6,6% de las mujeres y el 1,9% de los hombres de entre 18 y 64 años había empleado una de estas cabinas a lo largo del año anterior. Estos datos se traducirían en 32 casos de melanoma y ocho muertes cada año atribuibles.
Aunque, como recuerda el autor de aquel estudio, Iñaki Galán, en cantidades pequeñas las radiaciones ultravioleta también tienen efectos beneficiosos para la salud, al ser responsables de la producción de vitamina D en el cuerpo.