domingo, 1 de julio de 2012

La clásica Polaroid se reinventa.

La nueva Z2300 es un modelo más compacto que el de la clásica cámara de la compañía y con un diseño más moderno.
La cámara 10 megapíxeles, una pantalla LCD de 3 pulgadas y la posibilidad de ampliar su memoria mediante tarjeta SD hasta 32 GB.
Además tiene una impresora integrada que no utiliza tinta.
Durante los años 80 y 90, existían para los usuarios dos tipos de cámaras analógicas: las de carrete, con las que había que esperar a tirar todas las fotografías para poder revelarlo, y las cámaras Polaroid, aquellas con las que se podía disfrutar de la instantánea al momento; tan solo era necesario esperar unos segundos para que se fijaran los colores y listo. Esas pequeñas fotografías venían hasta enmarcadas en un fondo blanco —algo que la tecnología ha recuperado gracias a aplicaciones como Instagram— y permitían disfrutar al instante de cualquier momento tomado.
Está disponible en dos colores (blanco o negro) y permite subir las imágenes tomadas a Facebook Existían varios modelos en el mercado, de distintas compañías, sin embargo todo el mundo la conoce como Polaroid. Con el paso del tiempo se ha convertido en un auténtico objeto de coleccionista, como lo pueden ser la primera GameBoy y la Super Nintendo, y aquellos que la conservan todavía pueden disfrutar de sus fotos. Sin embargo para aquellos nostálgicos que no volvieron a saber más de ella, llega un modelo totalmente reinventado y adaptado a los tiempos que corren. Se trata del modelo Polaroid Z2300, una cámara compacta que continúa haciendo fotografías instantáneas pero con un tamaño mucho más reducido y más moderno.
La nueva Polaroid Z2300 cuenta con una resolución de 10 megapíxeles, una pantalla LCD de tres pulgadas en la parte posterior y una impresora integrada que no utiliza tinta, gracias a la tecnología ZINK. Esta tecnología permite tomar fotos digitales y obtener en segundos una copia impresa en papel fotográfico de unos 5 x 7 centímetros. El papel fotográfico que utiliza está realizado en un material compuesto por cristales de color (cian, amarillo y magenta). La impresora utilizará el calor para activar y colorear los cristales y así dar color a las fotografías.
Además esta nueva cámara, mitad digital mitad analógica, incluye un puerto SD compatible hasta 32GB, altavoz y micrófono. Está disponible en dos colores (blanco o negro) y permite subir las imágenes tomadas a Facebook.
La nueva Polaroid Z2300 está a la venta por 159,99 dólares (unos 130 euros) desde la web oficial de Polaroid. El papel fotográfico ZINK se vende por 24,99 dólares (unos 20 euros), el paquete de 50 hojas, o 14,99 dólares (unos 13 euros), el de 30.