domingo, 3 de febrero de 2013

Adiós al MiniDisc

Sony anuncia que dejará de vender este tipo de dispositivos a partir de marzo de este año.
La compañía ha confirmado que dejará de vender este tipo de dispositivos a partir de marzo de este año. La evolución tecnológica no perdona y las compañías se ven en la obligación de «jubilar» algunos de sus terminales.
En los últimos años dispositivos tan famosos como el Walkman de cassette han desaparecido por la falta de interés de los consumidores, que actualmente optan por soportes digitales. Siguiendo la senda del Walkman de casete y el propio reproductor. la última baja del mundo tecnológico es el MiniDisc de Sony. La compañía ha decidido terminar con su distribución después de años en el mercado, según han confirmado en «Gizmodo».
Veinte años
A partir del próximo mes de marzo este soporte, que se estrenó en 1992, dejará de comercializarse. Se trata de un formato basado en un disco magneto-óptico digital creado por Sony. Es de menor tamaño que los CD convencionales y se creó para sustituir a los cassettes. El MiniDisc ofrecía una calidad de sonido superior y mayor espacio de almacenamiento. Sin embargo, su uso no logró conquistar a tantos usuarios como en su día los cassettes.
Uno de los problemas fue que Sony tardó mucho tiempo en licenciar la tecnología del MiniDisc, por lo que otros fabricantes crearon otros sistemas de almacenamiento alternativos. Además, el precio de los reproductores no contribuyó a popularizar la tecnología, que no fue un éxito rotundo como se esperaba.
Pese a que los MiniDisc fueron diseñados para almacenar audio, Sony anunció en 1993 una nueva versión llamada MiniDisc Data destinada al almacenamiento de datos. Estos soportes eran capaces de almacenar hasta 140 MB, pero la velocidad de escritura era muy baja en comparación con otros medios. Pese a los intentos por modernizar el MiniDisc, finalmente el dispositivo ha seguido los mismos pasos que el cassette.