jueves, 7 de marzo de 2013

Unas bacterias resistentes a antibióticos se están convirtiendo en una amenza.

La bacteria ha demostrado ser muy resistente a los tratamientos con antibióticos, haciendo que algunas infecciones sean imposibles de curar.
El mayor riesgo es para quienes están hospitalizados, reciben tratamientos médicos a largo plazo o están internados en hogares para ancianos y enfermos graves.

Una cepa mortal de bacterias altamente resistentes se está extendiendo en los centros de salud de Estados Unidos, lo cual supone un especial riesgo para los pacientes más vulnerables del país, dijeron las autoridades sanitarias federales en un informe el martes.
Algunos médicos dijeron que la bacteria ha demostrado ser muy resistente a los tratamientos con antibióticos, haciendo que algunas infecciones sean imposibles de curar.

Al menos la mitad de los pacientes infectados con estas bacterias en su flujo sanguíneo muere, dijeron los especialistas.
El informe sobre estas letales bacterias, denominadas Enterobacterias Resistentes a los Carbapenémicos (ERC), fue emitido por Vital Signs, una publicación de la agencia federal de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por su sigla en inglés).
"Las CRE son bacterias pesadilla.

Nuestros antibióticos más fuertes no funcionan, y los pacientes terminan con infecciones potencialmente intratables", dijo el director de los CDC, Tom Frieden.
Las Enterobacteriaceae son una familia de más de 70 bacterias, entre ellas la E. coli, que normalmente vive en el sistema digestivo.
Algunas de las bacterias se han vuelto resistentes a lo largo de los años a los antibióticos conocidos como carbapenémicos, considerados el fármaco de último recurso contra las bacterias.
Las autoridades dijeron que la bacteria a veces es transmitida por los propios médicos, generando infecciones potencialmente mortales en pacientes enfermos, e incluso en personas sanas.
El mayor riesgo es para quienes están hospitalizados, reciben tratamientos médicos a largo plazo o están internados en hogares para ancianos y enfermos graves.

Vital Signs informó que cerca de 200 hospitales y centros de atención de enfermos agudos trataron al menos a un paciente infectado con este tipo de bacterias durante el primer semestre del año pasado.
Estas bacterias son altamente contagiosas: durante la última década, el CDC identificó un tipo de CRE de un único centro de salud en servicios de atención médica en al menos 42 estados.
Frieden instó a los médicos y trabajadores de los hospitales y centros de salud a implementar una estrategia de "detectar y proteger" para evitar la propagación de infecciones letales.
Algunos médicos dijeron que otras recomendaciones para impedir la transmisión de la bacteria incluyen un uso más cuidadoso de los antibióticos y la creación de salas, personal y equipo especializado destinados exclusivamente a pacientes con CRE.