miércoles, 12 de junio de 2013

Los ciegos utilizan la misma técnica que los murciélagos,inconscientemente, para moverse con seguridad .

Algunos hacen chasquidos con la lengia o golpean el suelo con un bastón y el eco que resulta del sonido es lo que les ayuda a moverse.
Claire Randall, invidente de nacimiento, puede montar en bicicleta sin chocarse en ningún momento.
Los murciélagos son famosos porque usan el sonido para desplazarse con éxito, sin chocarse, lo que se llama ecolocalización. Por eso, nuevas investigaciones sugieren que todos podriamos tener nuestro "murciélago interior" para movilizarnos, según explica la BBC Mundo. 
Los ciegos realizan esta técnica aunque muchas veces las ponen en práctica sin ser conscientes. Algunos hacen chasquidos con la lengua o golpean el suelo con un bastón y el eco que resulta del sonido es lo que les ayuda a moverse con seguridad.
Un estudio en Southampton reveló que todas las personas, sean invidentes o no, pueden hacer uno del paisaje sonoro que les rodean. Estas investigaciones, en las que participaron tanto personas con visión con los ojos vendados como ciegos, prestaron atención a los mejores tipos de sonido para localizar un objeto. 
El investigador principal, el doctor Daniel Rowan, catedrático en audiología de la Universidad de Southampton, dijo a la BBC Mundo en una prueba que los sonidos más largos, que duran medio segundo, facilitan las cosas.
"Lo que el experimento mostró es que conforme la duración del sonido se iba acortando más, la capacidad de la gente de decir si un objeto estaba a la izquierda o a la derecha empeoraba. Tener una señal de duración más larga parece mejor que una corta".
Pero si uno desea saber algo diferente sobre un objeto, como cuán cerca está, es posible que una duración más corta, de apenas 10 milisegundos, sea mejor.
"Algunos murciélagos que usan ecolocalización, si están de cacería, modifican su llamado al acercarse a su presa para revelar diferentes clases de información".
No se chocan nunca
Claire Randall, que es ciega de nacimiento, usa la ecolocalización.
En declaraciones a la BBC Mundo dijo que creía "que la primera vez que fui consciente de eso fue cuando tenía cinco años. Solía montar bicicleta y desarrollé la habilidad de desviarme al pasar por un poste de luz y lo evitaba por milímetros, lo hacía con demasiada regularidad como para que fuera coincidencia".
Su madre se maravillaba de su capacidad para evadir obstáculos. "Un día mi mamá me preguntó cómo me las arreglaba siempre para no chocar con el poste y mi única explicación posible era 'se oscurece en mis oídos'".
Hay personas invidentes que juegan al baloncesto
El profesor Rowan asegura que "hay algunos ecolocalizadores expertos que son capaces de hacer cosas asombrosas, como montar bicicleta o jugar baloncesto. La organización World Access for the Blind (Acceso mundial para los ciegos) entrena a la gente para hacer esto.
"Pero sabemos menos sobre cómo los invidentes en general usan los ecos".
Los hallazgos acaban de ser publicados en la revista especializada Hearing Research (Investigación Auditiva). Rowan espera que ayuden a mejorar las habilidades de ecolocalización.
"Una de las cosas con las que deseábamos contribuir con nuestra investigación era brindar algún fundamento científico que pudiera ayudar al desarrollo de programas de entrenamiento, para ayudar a los ciegos a usar ecos que lleguen a sus oídos con mayor efectividad", concluyó.