lunes, 24 de junio de 2013

Los diez superordenadores más rápidos del planeta.

Por segunda vez desde hace 20 años una supercomputadora china se ha alzado con el primer puesto gracias a una máquina capaz de calcular 33.860 billones de operaciones por segundo.
Tianhe-1A
El ordenador chino Tianhe-1A es ya una vieja gloria. Hace menos de tres años se convirtió en el ordenador más rápido del mundo, pero después de este tiempo resiste a duras penas dentro del top10. Este hecho demuestra la celeridad con la que la industria se mueve para potenciar y perfeccionar estos superordenadores.
Tianhe-1A, posee nada menos que 7.168 NVIDIA Tesla M2050 GPUs y 14.336 procesadores Intel Xeon, que son capaces de llegar a los 2.5 petaflops medidos por el estándar de comparación LINPACK. Además consume únicamente 4.04 mega-watts, por lo que la diferencia que se registra es suficiente para proveer de electricidad a más de 5000 hogares durante un año. Es capaz de realizar 2,57 cuadrillones de operaciones por segundo, un dato sorprendente.

La Tianhe-1A tuvo una inversión de aproximadamente 90.4 millones de dólares, y fue desarrollada por la Universidad de Tecnologí­a Militar de Changsha, en la provincia china de Hunan. Ha desempeñado un papel importante en terrenos como la explotación de petróleo, la aviación y los estudios aeroespaciales.
IBM
SuperMuc
Estados Unidos, China y Japón son los países más avanzados en los superordenadores, pero hace ya casi un año Alemania dio un golpe en la mesa presentando el SuperMuc, la máquina más poderosa en Europa.
Es un System X iDataPlexde IBM, equipada con más de 155,000 núcleos de procesador, que entregan un desempeño pico acumulado de más de 3 Peta flops de poder computacional. Sin embargo, lo que le hace peculiar es su refrigerado con agua caliente que reduce el consumo del sistema de refrigeración en hasta un 40%.
En lugar de canalizaciones individuales de aire acondicionado, cada rack dispone de un canal con el que se consigue una mejora térmica 4.000 veces superior a la alcanzada por el aire. Además, una vez que el agua se calienta, ésta se utiliza para calentar el propio edificio, ahorrando así un millón de euros al año. Eficiencia alemana al servicio de la tecnología... y el ahorro.
Vulcan
El ultimo IBM BlueGene/Q entre los diez primeros es el Vulcan, que cuenta con 393.216 núcleos y 4,3 petaflop/s. Aunque se centra sobre todo en las investigaciones relacionadas con la energía y las armas nucleares del laboratorio Lawrence Livermore, este superordenador se está utilizando también en programas de colaboración público-privada. Se persigue así lograr avances científicos importantes y acelerar la innovación tecnológica en Estados Unidos.
«Los superordenadores son la clave para la aceleración de la innovación tecnológica, que a su vez sustenta la vitalidad económica de EE.UU. y la competitividad global", dijo Fred Streitz, director del Centro de Innovación HPC. "Vulcan nos permite diseñar y ejectuar estudios que antes eran imposibles. Abre también nuevas vías para descubrimientos científicos y resultados innovadores para las distintas industrias estadounidenses»
Juqueen
Tras una reciente actualización, Juqueen se convirtió en el superordenador más potente de Europa dejando atrás a su compatriota SuperMUC. El sistema de 5 petaflops, ubicado en el centro de investigación alemán Forschungszentrum Juelich, se utiliza para la investigación científica abierta.
Es capaz de realizar 5.000 billones de operaciones de cálculo por segundo. Esa enorme velocidad abre todo un panorama de nuevas posibilidades para llevar a cabo proyectos de enormes dimensiones. Además, según un estudio publicado el pasado mes de noviembre, es el quinto más eficiente del mundo, demostrando una vez más que el ahorro de energia es tan importante para la industria alemana como la velocidad.
El poderoso instrumento es utilizado sobre todo para simulaciones científicas en campos como el cerebro o el clima.
TEXAS ADVANCED COMPUTING CENTER
Stampede
El Texas Advanced Computing Center (TACC) y la Universidad de Texas presentaron al mundo en 2012 el superordenador «Stampede». Entró en la lista en noviembre en el séptimo lugar, pero desde entonces ha sido ampliado hasta llegar a los 462.462 núcleos y 5,2 petaflop/s.
En su interior esconde un chip diseñado por Intel con nombre en código «Knights Corner», que alberga más de 50 núcleos de procesador. De este modo, aparte de sumarse al ranking de superordenadores más potentes, se convirtió también en el primer modelo comercial basado en esta tecnología de Intel.
La tecnología puede proporcionar comunicaciones de baja latencia entre procesadores y servidores en centro de datos mientras los índices de utilización de la CPU se mantienen bajos. Es uno de los sistemas más grandes dedicados a la investigación científica.
ARGONNE NATIONAL LABORATORY
Mira
El «Mira» se ideó para convertirse en el ordenador más potente del mundo, pero finalmente otros emergentes proyectos lo han relegado a la quinta plaza con sus 8,6 petaflops por segundo. Sin embargo, se espera que en un futuro pueda alcanzar los 10 petaflops. Tiene 48 armarios y 786.432 núcleos, y pesa en total 104 toneladas.
Por poner un ejemplo de lo que puede hacer este superordenador, podemos decir que el cálculo que puede hacer el Mira en un segundo equivaldría al cálculo que todos los ciudadanos de un país como Estados Unidos deberían hacer durante un año. Se está utilizando para investigaciones en materia de ámbito industrial así como para investigaciones llevadas a cabo por Universidades e incluso por los gobiernos.
Mira es un proyecto intermedio. IBM señaló en su presentación que este supercomputador es un paso en el camino a un superordenador «exascale, que se espera que llegue en el plazo de 2020 y será por lo menos 100 veces más rápido de lo que es ahora.
K Computer
En 2011, el superordenador más veloz del mundo fue el «K Computer», una máquina japonesa operada por una versión especial de Linux, y que fue la primera en superar la barrera de los 10 petaflops durante la ejecución de una tarea que le llevó poco más de 29 horas.
El sistema tiene 864 racks para almacenar todas las CPUs y ofrece una tasa de eficiencia en su ejecución muy alta, alcanzando el 93,2%. K es utilizada en el Instituto Riken de Investigación Física y Química en Kobe, Japón. Se emplea, sobre todo, para investigaciones sobre el clima, la meteorología, prevención de desastres y en medicina.
En junio de 2012 perdió el liderazgo y ahora mismo es la cuarta máquina más potente creada hasta la fecha.
Sequoia
K Computer cedió en junio de 2012 la corona a Sequoia, una máquina creada por IBM que alcanzó los 16.32 petaflops. Es un sistema compuesto por un total de 1.572.864 núcleos, la misma cantidad de GB de RAM, un sistema personalizado de interconexión y un consumo reportado de 7.890 kilovatios, por lo que también es uno de los sistemas más eficientes de su clase.
El superordenador Sequoia está instalado en el Laboratorio Nacional Lawrence Livermore, financiado principalmente por el Departamento de Energía de los Estados Unidos. Sequoia ha colocado el trofeo de los 16 petaflops en su repisa personal, pero la barrera de los 20 petaflops seguía siendo muy tentadora para otros investigadores. Y tarde o temprano iba a superarse.
Este superordenador se emplea en el programa de mantenimiento del arsenal nuclear norteamericano.
Titan
A Sequoia le duró el reinado de la velocidad apenas cinco meses. En noviembre del año pasado, la empresa estadounidense Cray anunciaba el «nacimiento» de Titan, con una potencia de 17,59 petaflops.
Titán no fue en realidad un ordenador nuevo, sino que era una actualización de «Jaguar», el superordenador que ocupaba el sexto puesto por entonces. Cuando está a pleno rendimiento consume unos nueve megavatios, lo mismo que 9.000 hogares en Estados Unidos.
Se espera que con nuevas actualizaciones supere los 20 petaflops, aunque eso todavía no ha sido una realidad. Sus primeras tareas fueron ayudar en el desarrollo de nuevos materiales para una nueva generación de motores y generadores eléctricos más eficientes o estudiar la combustión del combustible en los motores de explosión interna.
Tianhe 2
Ingenieros militares chinos anunciaron esta semana que han conseguido desarrollar una supercomputadora capaz de calcular 33.860 billones de operaciones por segundo (33,86 petaflops), por lo que China vuelve a tener el ordenador más rápido del mundo, tres años después de ostentar ese honor por primera vez.
La supercomputadora, llamada «Tianhe 2» ("Río del Cielo"), fue desarrollada por la Universidad Nacional de Tecnología de Defensa y dobla los 17,59 petaflops del «Titan» El ordenador chino ha conseguido además picos de velocidad de hasta 54.900 billones de operaciones por segundo (54,96 petaflops). El único elemento extranjero es, sin embargo, el más importante: los 3.120.000 núcleos de procesadores Intel Xeon IvyBridge e Intel Xeon Phi.
¿Cuánto tiempo será «Tianhe 2» el superordenador más rápido del planeta?.
Fuente ABC / MADRID