sábado, 3 de agosto de 2013

El nuevo Moto X, frente a frente al Samsung Galaxy S4 o el iPhone 5

Motorola presenta su primer teléfono desarrollado tras la compra por Google
De gran calidad, de diseño parecido al iPhone, potente. Y, sobre, todo barato. El nuevo Moto X, el terminal con el que la firma Motorola regresa a la liga de los grandes de la mano de Google con un terminal, en principio pensado para EE.UU., cuyo precio es su principal aliciente: tan solo 199 dólares la versión de 16 Gb. Sin duda, un buen producto con el que hacer frente al duopolio Apple-Samsung, que copa el mercado de los «smartphones».
Para intentar destacarse del resto, el Moto X puede recibir toda una serie de órdenes con la voz de su dueño y se puede personalizar hasta niveles hasta ahora inéditos. Ahí es donde ha metido todo el esfuerzo el gigante de internet, que continúa su innovación sobre los sistemas de reconocimiento de voz, uno de los aspectos que más se está desarrollando y cuyo futuro se aventura interesante.
El teléfono tiene una pantalla de 4,7 pulgadas, a caballo entre el iPhone 5 -de 4 pulgadas- y el Galaxy S4, 4,99 pulgadas-. Tiene unay alta definición, así como cámara de 10 megapíxeles y batería de elevada capacidad, gracias a un nuevo microprocesador (el X8) diseñado para optimizar el rendimiento y la energía acumulada.
Dado que la estética es un factor muy importante a la hora de comprar un teléfono, el Moto X tiene una carcasa curvada y podrá personalizarse al máximo, ya que se podrán elegir hasta entre 18 colores para la carcasa trasera y otros elementos del terminal, lo que supone que se pueden realizar más de 2.000 combinaciones, según el fabricante. ¿Se hará un hueco entre los consumidores?
fuente: J.M.S Abc