jueves, 22 de agosto de 2013

El telescopio ALMA capta nítidas imágenes del nacimiento de una estrella.

En sólo cinco horas.
Astrónomos han asistido a la emanación de material proveniente de una estrella recién formada, gracias la calidad de la imagen del telescopio ALMA.
Se trata de un fenómeno inusual por el que el flujo expulsado impacta en la nube de uno de los lados de la estrella y sale por el otro. Ideal para la medición del viento estelar.
Un grupo de astrónomos han logrado obtener un nítido primer plano de grandes emanaciones de material proveniente de una estrella recién formada, con la ayuda del telescopio Atacama Large Millimeter/submillimeter Array (ALMA), según informa el European Southern Observatory (ESO) en un comunicado.
El líder del equipo y autor principal del nuevo estudio, Héctor Arce, de la Universidad de Yale en EEUU, ha explicado que "la gran sensibilidad de ALMA permite detectar características nunca antes vistas en este objeto, como puede ser la rápida emanación que se aprecia". Las imágenes fueron captadas en tan sólo cinco horas.
"El detalle logrado en las imágenes de Herbig Haro 46/47 es impresionante. Tal vez lo más impactante es que, en lo que respecta a este tipo de observaciones, todavía estamos en etapas iniciales. En el futuro, ALMA proporcionará imágenes de mejor calidad en una fracción del tiempo", añade el coautor del estudio Stuartt Corder, del Observatorio ALMA, en Chile.
Según han explicado, se trata de un fenómeno "bastante inusual" debido a que el flujo expulsado impacta fuertemente en la nube de manera directa en uno de los lados de la joven estrella, y sale fuera de la nube por el otro. "Esto lo hace ideal para estudiar el impacto de los vientos estelares sobre la nube madre a partir de la cual se forma la nueva estrella", han matizado.
La nitidez y sensibilidad alcanzada por estas observaciones de ALMA también permitieron al equipo descubrir una inesperada emanación que, al parecer, proviene de una masa menor cercana. Este flujo secundario se presenta en un ángulo prácticamente recto con respecto al objeto principal y parece cavar su propio agujero para salir de la nube que lo rodea.
"ALMA ha permitido detectar características en el flujo de material con mucha más claridad que los estudios anteriores. Esto demuestra que, sin duda, habrá muchas sorpresas y fascinantes descubrimientos. ¡ALMA revolucionará el campo de la formación estelar!", han sentenciado.
Fuente:www.teinteresa.es