miércoles, 13 de noviembre de 2013

¿A cuánto asciende la factura de la luz del Colisionador de Hadrones?

Tiene 27 km de circunferencia que inyectan energía constantemente para acelerar unas partículas hasta casi alcanzar la velocidad de la luz, ¿cuánto cuesta hacer funcionar el acelerador de partículas?.
El Gran Colisionador de Hadrones (LHC) del CERN es un gigantesco anillo de 27 kilómetros de circunferencia compuesto por una sucesión de máquinas que inyectan energía sucesivamente para acelerar las partículas que circulan por sus tubos, hasta alcanzar una velocidad muy próxima (99,99%) a la de la luz. Para que todo este sistema funcione, los 9.600 imanes que incorpora el LHC están refrigerados a -271,25 grados Celsius, una temperatura ligeramente superior al cero absoluto y más baja de la registrada en el espacio exterior.
Con estas cifras te puedes hacer una idea de que la factura de la luz del CERN no es peccata minuta. El LHC exige cada año la bonita cifra de 800.000 megawatios hora (MWh), lo que a precios de la electricidad en Suiza –incluyendo un buen descuento por “buen cliente”- supone un coste anual de 19 millones de euros. Un dineral, sí, pero es chocolate del loro si lo comparas con lo que constó construir el colisionador: más de 4.000 millones de euros.
¿A cuánto hubiera ascendido la factura del LHC si en lugar de estar en Suiza estuviera en España? El mayor consumidor de electricidad de España es Asturiana de Zinc, la siderúrgica asturiana, que abona a su proveedor la bonita cifra de 68 millones de euros anuales, 3,6 veces más que el LHC. Sin embargo, su consumo es únicamente un poco más del doble, 1,7 terawatios hora, lo que significa que la empresa española está pagando casi el doble por su electricidad (40 euros/MWh) que la suiza/europea (23,75).
Y eso que AZSA tiene un contrato muy ventajoso, y paga la tercera parte que el consumidor particular (14 céntimos/KWh) por la luz doméstica. Suponemos que, de estar en la cuenca de Avilés, el acelerador de partículas se hubiera beneficiado de esta tarifa especial, y pagaría 32 millones de euros en lugar de los 19 millones que paga en Suiza. Curiosamente, el precio de la electricidad en Suiza es más alto que en España, así que imaginamos que el CERN ha negociado muy ventajosa con sus proveedores EDF y EOS (pues el LHC está conectado a las redes de las compañías eléctricas francesa y suiza).Con estos precios, no es de extrañar que uno de los mayores consumidores de electricidad del mundo, Google (2,3 millones MWh, equivalentes al consumo anual de 207.000 hogares norteamericanos) haya invertido más de 1.000 millones de dólares en energías renovables y se tenga visos de convertirse en uno de los grandes mecenas en la investigación en energías de este siglo.
Más información en Wikipedia, How Stuff Works, La Nueva España y CERN.