domingo, 5 de enero de 2014

La NSA trabaja para crear un ordenador cuántico que descifre cualquier contraseña

En grandes salas con paredes metálicas para evitar la entrada o salida de radiaciones electromagnéticas, la Agencia de Seguridad Nacional de Estados Unidos está trabajando a toda velocidad en la construcción de un "ordenador cuántico criptológicamente útil", una máquina exponencialmente más rápida que los ordenadores clásicos y que sería capaz de descifrar casi cualquier contraseña o clave de encriptación, según una filtración del excontratista estadounidense Edward Snowden publicada en el diario The Washington Post.
Tal y como detallan los documentos filtrados, el programa de investigación titulado Alcanzando objetivos complejos estaría dotado con 79,7 millones de dólares y gran parte de los trabajos se estarían llevando a cabo en el Laboratorio de Ciencias Físicas de College Park, en Maryland.

El ambicioso proyecto de la computación cuántica no es un objetivo exclusivo de los servicios de inteligencia estadounideneses: la comunidad científica trabaja en ello desde hace tiempo. De lograrse uno de estos sistemas, los actuales sistemas de cifrado quedarían obsoletos, incluyendo los usados para proteger registros bancarios, médicos, comerciales y gubernamentales de todo el mundo.
La Unión Europea y Suiza también trabajan en computación cuántica
Estas revelaciones no indican hasta qué punto estarían avanzados estos trabajos por parte de la inteligencia estadounidense, aunque los periodistas de The Washington Post que han analizado la información filtrada por Snowden señalan que ésta sugiere su situación de ventaja frente a otros proyectos de investigación similares.
La NSA estaría librando en este campo una reñida carrera con laboratorios financiados por la Unión Europea y por Suiza, en la que todos mantienen un progreso constante pero tienen pocas expectativas de anunciar un avance importante próximamente
Sin embargo, varios expertos, entre los que se encuentra el profesor del Instituto Tecnológico de Massachusetts Scott Aaronson, consideran "improbable" que la NSA pueda aventajar mucho al resto del mundo en esta materia sin que nadie más lo sepa. La NSA estaría librando en este campo una reñida carrera con laboratorios financiados por la Unión Europea y por Suiza, en la que todos mantienen un progreso constante pero tienen pocas expectativas de anunciar un avance importante próximamente.
Según los documentos publicados, la NSA sería consciente de esa situación de adelanto en la computación cuántica que tenían la UE y Suiza y por eso decidió centrar en ello parte de sus esfuerzos. Para evitar filtraciones y proteger la investigación, los experimentos se estarían llevando a cabo en las mencionadas salas metálicas.
Una amenaza para la seguridad
Aunque la computación cuántica tendría muchos usos dentro de la comunidad científica, como por ejemplo los trabajos en dirección a lograr la inteligencia artificial, según los documentos filtrados por Snowden, la NSA estaría preocupada por su repercusión sobre la seguridad nacional.
La aplicación de la tecnología cuántica sobre los algoritmos de encriptación amenaza con impactar de forma dramática en la habilidad del gobierno de Estados Unidos tanto para proteger sus comunicaciones como para captar las comunicaciones de gobiernos extranjeros
"La aplicación de la tecnología cuántica sobre los algoritmos de encriptación amenaza con impactar de forma dramática en la habilidad del gobierno de Estados Unidos tanto para proteger sus comunicaciones como para captar las comunicaciones de gobiernos extranjeros", recoge uno de esos documentos, según el periódico estadounidense.
Sin embargo, la creación del ordenador cuántico que busca la NSA no será una realidad inmediata. "No creo que tengamos el tipo de computación cuántica que quiere la NSA en al menos los próximos cinco años, o quizá más si no se realizan avances significativos", asegura Mathew Green, profesor e investigador en el Instituto de Seguridad de la Información de la Universidad John Hopkins.
¿Qué es la computación cuántica?
La computación cuántica se basa en el principio de superposición cuántica, que es la idea de que un objeto existe, de forma simultánea, en todos los estados. Eso significa que, si en la computación tradicional se utilizan bits binarios (que pueden ser un uno o un cero), en la computación cuántica se utilizan bits cuánticos (que son a la vez un uno y un cero). Esta aparente contradicción, que aún está llena de incógnitas para los físicos teóricos, es parte de lo que estas investigaciones intentan explicar y posteriormente aprovechar.
Por lo que se sabe hasta ahora, la computación cuántica es difícil de alcanzar por la delicada naturaleza del propio fenómeno: las piezas para contruir estos nuevos ordenadores incluirían átomos individuales, fotones y electrones, que tendría que ser completamente aislados de su entorno.