sábado, 22 de febrero de 2014

Bacteria 'española' contra la caries

Streptococcus dentisani' podrá comercializarse en chicles, enjuagues, yogures...
El 98% de personas que nunca desarrolla caries tiene esta especie protectora en la boca
A pesar del optimismo aún hay que llevar a cabo ensayos en animales y humanos
Aunque mucha gente no la considere una enfermedad, la caries es la patología infecciosa más extendida en el mundo y afecta al 80-90% de la población. Más allá de la caída de los dientes, este problema bucal se relaciona con úlceras de estómago, infartos o incluso ciertos tumores. Por eso, el hallazgo de una bacteria anticaries puede tener una gran trascendencia desde el punto de vista de salud pública.
El hallazgo, que se presentó ayer en Valencia, lleva la firma de Alejandro Mira, un joven biólogo alicantino que coordina un equipo de seis personas en la Fundación de Investigación Sanitaria y Biomédica de la Comunitat Valenciana (Fisabio). Sus trabajos, publicados en la revista International Journal of Systematic and Evolutionary Microbiology, se han llevado a cabo de momento sólo en dientes artificiales, pero han comenzado ya las pruebas en ratones y esta nueva bacteria podría llegar al mercado en unos cinco años en forma de chicle, yogur, enjuague bucal...
"En la boca tenemos más de 500 tipos de bacterias diferentes, la mayoría de ellas buenas", explica Mira a EL MUNDO. Sin embargo, hasta ahora había sido muy difícil cultivar muchas de ellas porque la boca representa un micorambiente muy particular que no siempre se puede reproducir en el laboratorio.
Para solventar este obstáculo, el grupo de Mira (que pasó nueve años investigando fuera de España antes de regresar con un contrato Ramón y Cajal), analizó las bocas de ese pequeño porcentaje de personas que nunca desarrollan caries, "incluso a pesar de una higiene pésima". Gracias a técnicas de ADN descubrieron que el 98% de estas personas tenía una bacteria buena capaz de protegerles contra sus congéneres causantes de las caries (Streptococcus mutans y S. sobrinus).
En el centro ACTA de Ámsterdam (Holanda), un gran laboratorio de dientes artificiales, las pruebas con Streptocuccus dentisani -como han bautizado a la bacteria- demuestraron que crea una especie de escudo natural de protección frente a las bacterias patógenas (como puede verse en la imagen al microscopio); "fue el día más emocionante de mi vida", confiesa.
A pesar de los buenos resultados, admite, aún falta por trasladar estos resultados a los ensayos con animales y humanos para demostrar, no sólo que el producto es eficaz, sino también que es seguro. La fundación pública valenciana ya está en contacto con varias empresas, españolas e internacionales, para trabajar también en la producción industrial de la bacteria con vistas a llevarla al mercado, bien en forma de lácteos, chicles, pastas de dientes...
Mira admite que en la era de los antibióticos puede parecer sorprendente que una enfermedad causada por bacterias, como son las caries, siga sin tratamiento. "Algunas voces critican que no se ha invertido más en este terreno porque a la industria de la higiene bucal no le interesa", admite. Además, aunque muchos podrían vaticinar también el final del negocio de los dentistas, la opinión del sector es positiva. El presidente del Colegio de Odontólogos de Valencia, Enrique Llobell, aclara que es mejor "prevenir las caries con una bacteria que con un empaste o reemplazando la pieza". Cuando el nuevo tratamiento se ponga en el mercado "buscaremos una manera de coordinar los esfuerzos y prescribir productos que incluyan Streptococcus dentisani para librar de las caries a la población", informa Vicente Useros.