martes, 29 de julio de 2014

DESENMASCARANDO A NATURHOUSE

Por José Joaquín López.
Información sacada de la página www.dimequecomes.com/
Sí, lo reconozco, tengo un pasado oscuro, he trabajado para Naturhouse.
Ese centro "dietético" donde las consultas son “gratuitas” y donde te atiende un "experto en nutrición" (psicólogo, biólogo o en el mejor de los casos un nutricionista ya sea diplomado, graduado o técnico, que al menos sabe algo del asunto por nivel académico, otra cosa bien distinta es que sea mejor o peor profesional).
Era joven, corría el año 2005, cuando entré a formar parte de la familia Naturhouse.
Hay varios modelos de gestión de un centro Naturhouse:
-Centros gestionados por la misma franquicia
-Centros abiertos por particulares, siempre y cuando la franquicia de permiso bajo cumplimiento de algunas premisas ( como en todas la franquicias).
Mi formación fue de 3 meses, estuve viajando por diversos centros, viendo como se trabajaba, aprendiéndome su catálogo de productos, sus teóricas funciones según las necesidades del cliente (paciente) cualquier cosa que uno se puede imaginar tiene su ampollas, pastillas, jarabes...y la metodología de trabajo (aprender a engañar al cliente, hacerle ver que necesita comprar productos que realmente no necesita).
Hay que decir que como negocio lo tienen todo muy bien pensado, son muy listos y el paciente, bueno, mejor dicho el cliente en este caso muy ingenuo, aunque también hay que decir que muchos acudían desesperados y por lo tanto se agarran a un clavo ardiendo.
Naturhouse, tiene ya establecidas decenas de dietas,cuya personalización consiste en esencia en poner el nombre del paciente en la cabecera del folio. También tienen los famosos “choques”, menús de 500/600 cal. para "depurar" el cuerpo y que siga perdiendo peso. Todo muy científico, nótese mi ironía. La crítica a los menús de Naturhouse daría para otro artículo que posiblemente me anime a escribir en un futuro si os interesa.

Las consultas son quincenales, que es curiosamente lo que duran los tratamientos (al traste con lo que las visitas son gratuitas). Si el cliente se negaba a comprar los productos al decirme que sólo con la dieta le era suficiente, tenía que explicar que las dietas a ser hipocalóricas, tenían que ir sí o sí con los productos Naturhouse, que a su vez hacían de complemento para evitar cualquier carencia de nutrientes, por orden del ministerio de sanidad, yo inocente de mi, me creía esa versión. Se miente sistemáticamente al paciente.
Vamos que mis compañeros nutricionistas que pasan consulta y asignan dietas sin acompañarlas con complementos, están jugado con la salud de sus pacientes.
Para que el trabajador se implique en el negocio, tiene un sueldo base, más un % en función de la venta de productos y a mayor facturación mayor es el % de ganancias.
Naturhouse, más que dietistas, de hecho no todos los trabajadores como hemos visto lo son, lo que busca son excelentes comerciales, que sepan vender "la moto", según el que era mi jefe de área, a eso se le llama ser un experto a la hora de aplicar el “método Naturhouse”.
Al cliente se le bombardea sobre las bondades de los productos y lo bien que te van a venir durante el proceso de la dieta, que por las características de la misma te van a ir haciendo falta, pondré algunos ejemplos:
"La dieta es pobre en grasa y le va a estreñir, por lo tanto debe llevarse estos cereales ricos en fibra, para no dejar de perder peso" Lo reconozco, yo soltaba ese discurso, a día de hoy sigo teniendo pesadillas.
"Como no queremos que pierda vida social, llévese este producto que le hará quemar los excesos de las comidas fuera de casa”
Y podría seguir con un largo etcétera. Lo tienen todo estudiado, no se les escapa una.
Me acuerdo de un caso que tuve de una mujer, que incluso me lloraba de lo desesperaba que estaba, se llevó en productos en una sola consulta 200€ (estamos hablando en el año 2005) y porque me negué a que siguiera comprando. Otro en mi situación la hubiera dejado vaciarme las estanterías. Por eso, como no tenía ese afán comercial, duré 6 meses. Yo antes de todo tengo conciencia, lo siento, soy así.
Podría seguir hablando de los incentivos para vender más, como concurso entre centros para ver quién vendía un determinado producto y cosas así. Como estáis viendo, se priman los intereses comerciales por encima de los del cliente, ética cero.
Yo no diré que en Naturhouse no se pierda peso, porque se pierde en la mayoría de casos, pero también pierde peso la cartera y bastante, ya dependerá de las habilidades del trabajador a la hora de conseguir que compres más o menos productos. Eso sí, ¿a costa de qué? ¿de qué te estén vaciando el bolsillo de manera descarada y totalmente innecesaria?
Allá cada uno lo que hace con su dinero y allá cada profesional que no quiera oír la voz de su conciencia. Siempre lo he dicho, yo no culpo al trabajador, culpo al Ministerio de sanidad por dejar que este tipo de negocios se lucren con una nula regulación y dejar que estén mintiendo al consumidor/paciente sobre las propiedades de los productos que venden.
Siento si este texto llega a manos de viejos compañeros de Naturhouse y creen que es una puñalada trapera, no es así no va contra vosotros, se que muchos ponéis lo mejor de vosotros e incluso actuáis de buena fe, muchos se creen que lo que venden funciona y no es un engaño. 
Compañeros, hay que abrir los ojos, pero necesitaba contarlo para purgar mis pecados.
Naturhouse como otras franquicias de este sector y algunos centros que también ejercen la intrusión profesional, se lucran mediante el engaño al consumidor.
Yo por suerte, gracias al despido ( no hay mal que por bien no venga) supe abrir los ojos, leer, no dejar de leer y seguir una actualización permanente de mis conocimientos, ese es el secreto. Mucha gente crítica las redes sociales, pues yo gracias a ellas he tenido la suerte de conocer a Lucía y a un excelente grupo de profesionales con los cuales he aprendido y sigo aprendiendo mucho.
Como consejo, diría que todo aquel que acuda a un centro para perder peso que pregunte por la titulación del que le atienda, y que si le intenta vender productos como  condición sine qua non abandone, no siga con ese “profesional”
Dar las gracias a Lucía por darme la oportunidad de ofrecerme su magnífico blog y poder quitarme esta espinita que tenía clavada desde hace mucho tiempo.
Gracias a ti por animarte a contarnos aquí lo que hay detrás de este tipo de centros que son los culpables de que se vea a nuestra profesión como si únicamente nos encargáramos de realizar dietas de adelgazamiento, de su manera de trabajar y del tipo de calaña a la que nos enfrentamos. Yo también me pregunto dónde está sanidad, y porqué los centros Naturhouse no necesitan registro sanitario y nosotros si. Y dónde deja eso los derechos del paciente (cliente, para Naturhouse). Creo que es muy importante que alguien hable claro de estos negocios, especialmente si habla con total conocimiento de causa. Yo espero que nos escribas el segundo post cuánto antes sobre sus tratamientos dietéticos, y ánimo a los lectores a que te insistan en los comentarios ;-). Y ya sabes que esta es tu casa.
Y aprovechamos para dejaros un post de nuestro compañero Juan Revenga muy relacionado con el tema de hoy: Prostitución Nutricional.
José Joaquín López (@SimplementeJJ) es Técnico Superior en Dietética y Nutrición. Trabajador en catering de hospital desde el año 2007 bajo las exigencias del sello de de calidad ISO 9001