jueves, 7 de agosto de 2014

¿El fin de los ordenadores de sobremesa?

Tras dos años de caídas, la venta de ordenadores se ha estabilizado en el segundo trimestre del año
Ordenadores, tabletas, «smartphones»... Cada vez es más difícil elegir entre la gran variedad de dispositivos que coexisten en el mercado tecnológico. Sin embargo, hay un claro perdedor: el ordenador. Tras dos años de caídas significativas, las ventas de ordenadores se han estabilizado en el segundo trimestre del año.
La época de esplendor de los ordenadores se dio durante toda la década de los 90 y la primera del siglo XXI, exceptuando el periodo en el que estalló la burbuja de las punto com entre 1997 y 2001, sin un competidor a la vista que amenazase su hegemonía.
No obstante, no fue hasta 2010 cuando sus números empezaron a sufrir el azote de la competencia a raíz de la consolidación de los smartphones y de las tabletas, cuya racha descendente continúa hasta hoy. Según la empresa consultora Gartner, entre abril y junio de este año se vendieron en todo el mundo 75.8 millones de ordenadores, tanto sobremesa como portátiles, lo que significa un aumento del 0,1% respecto al mismo período del año pasado y un punto de inflexión tras ocho trimestres seguidos de caídas.
Aumento en mercados consolidados
En los mercados consolidados ha sido donde han aumentado las ventas de ordenadores, lo que ha permitido compensar el descenso de las ventas en los mercados emergentes. «Prevemos que de aquí hasta 2016 la tendencia en el mercado de ordenadores personales no será de crecimiento, pero sí de estabilización», explicó el analista de la consultora IDC, Jay Chou.
«Los mercados maduros fueron los que aceptaron antes las tabletas y los teléfonos inteligentes», explicó Chou, para quien el cambio de tendencia experimentado el pasado trimestre se explica porque la mejoría económica en Estados Unidos, Europa y Japón ha llevado a muchos usuarios a renovar sus viejos ordenadores en lugar de las tabletas adquiridas en los últimos años.
«Las tabletas y teléfonos inteligentes cada vez son más asequibles y están consolidándose con fuerza en los mercados emergentes, de manera que se puede decir que las regiones emergentes están 'distraídas' con estos nuevos aparatos y se olvidan del ordenador, como venía ocurriendo hasta ahora en Europa y EE.UU.», explicó el analista de IDC.
Fin del apoyo técnico de Microsoft, clave
Para Jay Chou, otro de los elementos que ha contribuido y que contribuirá durante los próximos trimestres a la estabilización en las cifras de ventas de ordenadores a nivel mundial es el fin del apoyo técnico que Microsoft prestaba a los usuarios del sistema operativo Windows XP, uno de los más habituales en el mundo durante los últimos años.
«Todavía queda mucha gente, especialmente en negocios pequeños, que trabaja con Windows XP y que ahora está migrando a nuevos sistemas operativos y nuevos ordenadores», concluyó. En la actualidad, tres empresas se reparten más de la mitad del mercado global de ordenadores, lideradas por la china Lenovo con un 19.2% de cuota de mercado, seguida de las estadounidenses Hewlett-Packard con un 1.,7%, y Dell con un 13.3% del mercado.
fuente: María José García abc