miércoles, 20 de agosto de 2014

Los dibujos de un niño con cuatro años pueden decir lo inteligente que será con 14

Los científicos estudiaron a 7.752 pares de gemelos y descubrieron que la relación existente entre el dibujo y la inteligencia estaba influenciada por los genes.
Con cuatro años, los dibujos de los gemelos idénticos eran mas parecidos entre ellos que los dibujos realizados por gemelos no idénticos.
¿Pueden dar pistas sobre la inteligencia de los niños sus dibujos? Un estudio del Instituto de Psiquiatría del King College de Londrés lo confirma. Cómo dibuje un niño de cuatro años a otro niño es un indicador de la inteligencia que tiene ahora y la que tendrá a los 14. 
Los científicos estudiaron a 7.752 pares de gemelos, idénticos y no idénticos, y descubrieron que la relación existentente entre el dibujo y la inteligencia estaba influenciada por los genes.
Un test utilizado en los años 20
Los niños de cuatro años tenían que dibujar a otro niño. Su dibujo era puntuado entre 0 y 12 dependiendo de la cantidad de detalles que tuviera y si estos eran correctos o no. Por ejemplo, un dibujo de un niño con dos piernas, dos brazos, el cuerpo y la cabeza pero sin ningún tipo de rasgo facial estaría puntuado con un cuatro. Los niños además debían realizar test de inteligencia verbal y no verbal con cuatro años y con 14.

Los investigadores descubieron que los niños con puntuaciones más altas en sus dibujos cuando tenían cuatro años tenían mayores puntuaciones en los test de inteligencia realizados a los cuatro y a los 14 años. 
La Doctora Rosalind Arden, autora principal del estudio e investigadora del MRC Social, Genetic and Developmental Psychiatry (SGDP) Centre del Instituto de Psiquiatría del King College de Londres, hay explicado en un comunicado que "dibujar a un niño era utilizado en los años 20 para saber la inteligencia de los niños. El hecho de que el resultado de este test tenga relación con los resultados de los test de inteligencia a los cuatro años era lo esperado. Lo que nos ha sorprendido es que la relación se mantenga diez años después". 
"La correlación es moderada, nuestros descubrimientos son interesantes, pero no significa que los padres deban preocuparse si sus hijos dibujan mal. La habilidad de dibujar no determina la inteligencia, hay incontables factores, genéticos o ambientales, que afectan a la inteligencia posterior”, añade la doctora Arden.
Similares resultados en gemelos idénticos
Los científicos midieron además si los gemelos dibujaban igual. Los gemelos idénticos comparten todos sus genes, mientras que los gemelos no idénticos comparten solo el 50%, pero en todos los casos tienen un entorno familiar similar y el acceso a los mismo materiales. 
Con cuatro años, los dibujos de los gemelos idénticos eran mas parecidos entre ellos que los dibujos realizados por gemelos no idénticos. Los investigadores concluyeron que las diferencias entre los dibujos de los niños tienen un vínculo genético importante. Descubieron, además, que los dibujos realizados con cuatro años y la inteligencia con catorce también tenia un fuerte vinculo genético. 
La doctora Arden explica que "esto no significa que exista un "gen dibujante". La habilidad para dibujar deriva de otras muchas habilidades, como la observación, poder aguantar un lápiz, etc. Estamos muy lejos de entender como los genes influyen en todos estos comportamientos". 
Además añade que "dibujar es un comportamiento antiguo, descubierton hace más de 15.000 años. A través de los dibujos intentamos mostrar a otras personas qué tenemos en la mente. Esta capacidad de reproducir figuras es una habilidad humana única y un signo de hablidiad cognitiva, como escribir, que hizo que los humanos pudieran guardar información y construyeran la civilización".