lunes, 5 de agosto de 2013

Por que las letras del pc no siguen un orden logico

Esta disposición ha permanecido sin cambio alguno, prácticamente desde que se inventó la máquina de escribir mecánica en 1874.
En 1874 el inventor Christopher Latham Sholes y dos amigos más también inventores, presentaron en la ciudad de Milwakee, Estados Unidos de América, la primera máquina de escribir mecánica comercial.
Dicha máquina incorporaba un teclado y cada una de las teclas llevaba incorporado una especie de martillo, en cuyo extremo tenía colocado un elemento tipográfico, es decir, una letra, número o signo.
El principio de funcionamiento de esa máquina de escribir se basaba en que cuando se ejercía presión con los dedos sobre una de las teclas, su correspondiente martillo se movía hacia delante y golpeaba una cinta entintada situada delante del papel donde se escribía el texto, imprimiéndose así cada letra, número o signo.
En un inicio las teclas de esta primitiva máquina se colocaron en el teclado siguiendo un orden alfabético normal, o sea, de la "A" a la "Z", de izquierda a derecha y de arriba a abajo, pero a medida que los usuarios adquirían mayor destreza y velocidad de escritura, los martillos correspondientes a las letras reiterativas más próximas, chocaban entre sí y se trababan.
Sholes se dedicó entonces a estudiar la frecuencia con que aparecían los pares de letras conflictivas a medida que se escribía y posteriormente, para solucionar el problema, decidió cambiar de lugar los martillos correspondientes a aquellas letras que se presionaban con mayor frecuencia.
De esa forma surgió la distribución alfabética del teclado conocida con el nombre de QWERTY, ya que ese es el arreglo que siguen las letras, de izquierda a derecha, en el primer renglón de teclas situados inmediatamente debajo de las numéricas. 
Nota sobre el autor:
Christopher Latham Sholes
El inventor estadounidense Christopher Latham Sholes (1819 1890). Se inició en el oficio de la imprenta, trabajó como editor de algunos periódicos y llegó a ocupar un cargo público en Milwaukee pero su verdadera afición era la mecánica a la que dedicaba sus ratos libres.
Después de inventar y patentar una máquina de numerar encontró una revista especializada donde se describía el funcionamiento de una máquina de escribir inglesa. Sholes aplicó el funcionamiento de su máquina de numerar a la idea de la máquina inglesa y en 1867 creó una nueva máquina de escribir, la primera que tendría éxito en Estados Unidos.