domingo, 28 de septiembre de 2014

Passport: ¿La salvación de Blackberry?

La empresa ha apostado por un smartphone cuadrado con alma de empresa para recuperar terreno en el sector del hardware
Blackberry ha presentado su esperanza para retomar el mercado de hardware, la Blackberry Passport. Es un teléfono con pantalla cuadrada y las dimensiones similares a las de un pasaporte, de ahí deriva su nombre. Está enfocada para el sector ejecutivo, de empresas, dónde Blackberry se quiere imponer tras las debilidades de seguridad mostradas por otros fabricantes.
La tarea no es sencilla pero la empresa asegura que están dando los pasos correctos. El pasado viernes, la compañía canadiense publicaba los resultados financieros de su segundo trimestre fiscal.
La empresa vendió en el segundo trimestre de su año fiscal 2,4 millones de dispositivos móviles, mientras que el número de usuarios mensuales activos de su servicio de mensajería BBM aumentó desde los 85 millones del primer trimestre hasta los 91 millones.
Cabe recordar que Apple ha vendido 10 millones de iPhone 6 en una semana, por lo que la cifra de 2,4 millones de Blackberry en tres meses parece baja. La empresa canadiense registró unas pérdidas netas de 207 millones de dólares, un 78,5% menos que los 965 millones de dólares que perdió hace un año. La empresa también descendió en su facturación hasta los 916 millones de dólares, un 41,8% menos de los 1.573 millones de dólares que ingresó hace un año.
Pero John Chen está esperanzado. El consejero delegado apunta que los resultados de la compañía van a mejorar con la nueva cartera de productos y servicios que han presentado. Calcula que la rentabilidad no llegará hasta 2016.
Chen considera que la recién presentada Blackberry Passport va a conquistar el gusto de los ejecutivos. El CEO de la empresa ha señalado que ya ha recibido 200.000 pedidos de la Passport. El directivo enfatizó que con este smartphone la empresa quiere volver a sus raíces, es decir, enfocarse en los dispositivos para empresas.
La Passport, en apariencia, es como una Blackberry tradicional pero abultada. Esto debido a su pantalla. La empresa antes conocida como RIM apostó por una pantalla cuadrada de 4.5 pulgadas (diagonal) FullHD con resolución de 1.400 x 1.400.
Pero el dispositivo no es completamente táctil. Como parte de esa vuelta a las raíces Blackberry también ha apostado por un teclado físico en este terminal. Es una especie de híbrido, ya que, aunque sea físico, tiene una buena integración con el software.
Mente en la empresa
El software también hace énfasis en lo empresarial. Ha lanzado dos servicios para sacar mejor provecho del ambiente ejecutivo del teléfono. Uno es Blackberry Assistant, se trata de su respuesta a Siri y Cortana, los asistentes de voz. Según Blackberry, este asistente es mejor porque tiene acceso a archivos protegidos por el ambiente de trabajo, por lo que su integración es mejor.
También lanzó el servicio de Blackberry Blend, un sistema de trabajo en la nube, que permite gestionar información de la Blackberry en ordenadores y tabletas. También tiene acceso a la data de trabajo sin necesidad de VPN. El sistema permite recibir y gestionar mensajes de Blackberry Messenger, email, calendario, pero sólo con el permiso del usuario.
«BlackBerry sigue luchando por la supervivencia. Ellos todavía tienen que dar la vuelta y desarrollar un modelo de negocio viable» dijo el analista de Morningstar Brian Colello a Reuters. «Sus productos sin duda apuntan hacia eso y la nueva estrategia tiene sentido, pero todavía hay una gran cantidad de riesgo de ejecución en un mercado muy competitivo».
Todavía se espera que la empresa presente el BlackBerry Classic, que es muy similar pero más inteligente que el modelo Blackberry Bold. «BlackBerry sólo necesita un teléfono que sea un éxito. No importa si es el Passport, el Classic o cualquier otra cosa, pero es necesario un dispositivo para poner en marcha el negocio del hardware», dijo el analista Colello.