miércoles, 1 de octubre de 2014

El becario prodigio más joven de Intel vuelve a sorprender a EE.UU.

Joey Hudy fue invitado hace unos años por el mismísimo Barack Obama a la Casa Blanca para probar uno de sus inventos.
En su día sorprendió al mismísimo Barack Obama, que lo invitó a la Casa Blanca. Pero eso, en lugar de intimidarle, le ha dado alas. Joey Hudy, que a sus 17 años es el becario más joven del gigante tecnológico Intel, sigue asombrando con sus inventos a propios y extraños.
El joven Joey centra ahora sus esfuerzos en la creación de un escáner tridimensional de cuerpo completo, algo de lo que podrían beneficiarse los usuarios de videojuegos, según explica la CBS. Este pasado fin de semana, Hudy presentó sus proyectos en el World Maker Faire de Nueva York, uno de los foros de inventores caseros de más prestigio.
Este niño prodigio apareció por primera vez en los medios con tan solo 14 años. Fue cuando construyó un cañón que disparaba malvaviscos (marshmallow), un arma que llamó la atención incluso del presidente de los EE.UU., Barack Obama. La revista Business Insider lo calificó entonces como uno de los 10 niños más inteligentes del mundo.
Aparte de trabajar para Intel, Joey va a la escuela y aspira a ingresar a la Universidad. "Me gusta inspirar a otros a hacer cosas, es fantástico ver cómo les arden los ojos cuando piensan 'yo también puedo hacerlo'. Y lo mejor es ver cuando en unos meses de hecho lo hacen", relata.