jueves, 11 de diciembre de 2014

Una piel artificial que permite sentir presión y temperatura

El dispositivo está pensando para prótesis biónicas y permitiría a las personas con un miembro amputado sentir el tacto. La piel multifuncional se conecta a los nervios periféricos del sujeto para transmitir las sensaciones al cerebro. La carrera por diseñar implantes biónicos cada vez más parecidos a los miembros reales avanza a toda velocidad. El último paso de gigante se presenta este martes en la revista Nature Communications, donde el equipo de Dae-Hyeong Kim explica el funcionamiento de una nueva piel artificial muntifuncional diseñada para transmitir las señales de presión, temperatura y  humedad.
Esta "piel prostética inteligente" contiene una serie de microelectrodos hechos de nanohilos de silicio que emulan a los receptores de la piel humana. La idea de sus creadores es adaptar este tejido para implantarlo en el miembro biónico y conectar todos estos microelectrodos al sistema nervioso del sujeto, de modo que cada zona de la piel emita las señales al cerebro sobre las cualidades de lo que está tocando.
La replicación de las características de la piel, aseguran los autores del trabajo, sigue siendo uno de los grandes desafíos. Recientemente se han presentado otros trabajos, como los que contamos recientemente en Next, en los que los científicos están tratando de replicar la sensación del tacto, pero el gran problema es la adaptación de estos dispositivos a tejidos suaves y elásticos como los biológicos.
La ventaja de la piel artificial de Dae-Hyeong Kim, en este sentido, es que es adaptable y ya lleva los sensores incorporados. Una vez instalado en la prótesis y funcionando, aseguran sus creadores, la piel multifuncional puede aumentar las sensaciones del sujeto de una manera espectacular, de modo que perciba si lo que está tocando está mojado, caliente o debe agarrarlo con menos fuerza.
Referencia: Stretchable silicon nanoribbon electronics for skin prosthesis (Nature Communications) DOI: 10.1038/ncomms6747