jueves, 26 de marzo de 2015

El Curiosity halla una nueva pista de que Marte pudo albergar vida

Esta es la principal conclusión de un estudio que se publica en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences.
Estos resultados sugieren que Marte albergó un ciclo de nitrógeno en algún momento de su evolución como planeta.
El robot Curiosity ha encontrado un nuevo elemento en el que Marte pudo albergar algún tipo de vida en el pasado, aunque sea solo en algunas partes de su superficie. La misión ha descubierto la presencia de nitrógeno, un elemento esencial para la existencia de vida tal y como la conocemos en la Tierra, fijado en los sedimentos del planeta.
Esta es la principal conclusión de un estudio que se publica en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS), en el que, por parte española, han participado investigadores del Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC).
Estos resultados sugieren que Marte albergó un ciclo de nitrógeno en algún momento de su evolución como planeta.
La presencia de nitrógeno ha sido verificada mediante el instrumento SAM (Sample Analysis at Mars) con muestras tomadas en tres sitios diferentes, ha informado el CSIC en una nota de prensa.
La presencia de nitrógeno ha sido verificada mediante el instrumento SAM (Sample Analysis at Mars) con muestras tomadas en tres sitios diferentes. Dos de ellas provienen de perforaciones realizadas en la roca bautizada durante la misión como Sheepbed, en la bahía de Yellowknife, un lugar donde en algún momento se cree que existieron lagos y ríos. La tercera muestra proviene de un depósito de arena representativo del polvo de Marte.