jueves, 26 de marzo de 2015

Una nueva biografía de Steve Jobs para lavar su imagen

Apple se vuelca con la recreación más amable sobre la figura del que fuera su fundador, en un intento de contrarrestar la imagen furibunda del retrato que escribió Walter Isaacson en 2011
La imagen popular de Steve Jobs es la de un genio iracundo, malencarado, déspota, exigente hasta la irrealidad, con una personalidad tóxica. Buena parte de este retrato tiene que ver con la biografía que Walter Isaacson escribió del fundador de Apple y que llegó a las librerías pocas semanas después de que Jobs muriera, el 5 de octubre de 2011.
Una nueva biografía, que aparece este martes en las librerías de EE.UU., trata de ofrecer una imagen más agradable de Jobs, y Apple se ha lanzado a respaldarla sin fisuras. «Becoming Steve Jobs» es el nombre del libro, escrito por Brent Schlender y Rick Tetzeli, que ha recibido el apoyo y las alabanzas de los principales ejecutivos de Apple.
El gigante de la manzana parece dispuesto a pelear por devolver el brillo a la figura de Jobs y el nuevo libro es una oportunidad ideal, aunque no siempre lo tuvo tan claro. Según aseguraron a «The New York Times» Schlender y Tetzeli, la empresa negó cualquier entrevista con sus ejecutivos desde que empezaron a trabajar en el libro, en 2012. Dieciocho meses después, dijeron, cambiaron de opinión. Quizá la idea era contrarrestar la imagen creada por el libro de Isaacson, que desde su publicación se convirtió en un hito editorial, con cerca de cien millones de copias vendidas y una adaptación cinematográfica que se estrenará este octubre, con Michael Fassbender como protagonista.
Jobs eligió a Isaacson para que escribiera su libro. Se entrevistaron en cuarenta ocasiones, en la recta final de su vida, cuando el fundador de Apple luchaba contra el cáncer. Jobs –un controlador absoluto de su trabajo- le concedió libertad completa para escribir lo que quisiera y solo presionó para la foto que ilustraba la portada. Isaacson no omitió detalles de los logros y la importancia de Jobs, pero también lo pintó como un «asshole» –«cabrón», podría ser una traducción al español-, según ha explicado en un artículo reciente en «Medium» Steven Levy, uno de los periodistas especializados en tecnología que más trato tuvo con Jobs.
Entre los ejecutivos de Apple que ahora han querido hablar para el nuevo libro está el primero de ellos, Tim Cook, el consejero delegado que tomó el relevo de Jobs al frente de Apple. En un extracto del libro publicado en la revista «Fast Company» antes de su lanzamiento, Cook deja claro su desencanto con la biografía de Isaacson y la necesidad de recontar la historia de Jobs: «Su figura no se entiende. Creo que el libro de Isaacson hizo un daño tremendo. Solo era un refrito de cosas que ya se habían contado, y se centraba en una parte pequeña de su personalidad. Te llevas la sensación de que era un egocéntrico codicioso y egoísta. No captó la persona».
Cook utiliza «Becoming Steve Jobs» para dar una imagen distinta de Jobs, como la de la persona que se negó a recibir un trozo de hígado para un transplante que le ofrecía el actual consejero delegado de Apple. «La persona que leí ahí [en el libro de Isaacson] es alguien para quien no querría haber trabajado todo este tiempo. No era un santo. No estoy diciendo eso. Nadie lo somos. Pero es claramente incierto que no fuera un gran ser humano, y eso no se da a entender», lamenta.
Cook no solo habló para la nueva biografía, sino que fomentó que otros ejecutivos también lo hicieran. Algunos no han esperado a que saliera publicado el libro. Es el caso de Jony Ive, el director de diseño de Apple, que atacó la biografía de Isaacson en un artículo publicado por la revista «New Yorker» el mes pasado: «Mi respeto no puede ser más bajo», dijo acerca del libro.
Otra figura de Apple, el director para software y servicios de Internet, Eddy Cue, se pronunció en Twitter: «El mejor retrato ‘Becoming Steve Jobs’ está a punto de lanzarse. Bien hecho y el primero en entenderlo». ¿Por qué esta carrera por reflotar la imagen de Jobs después de un silencio de tantos años? «Después de un largo periodo de reflexión tras la muerte de Steve, teníamos una sensación de responsabilidad sobre contar más del Steve que conocimos», dijo a «The New York Times» Steve Dowling, un portavoz de Apple. «Decidimos participar en el libro de Brent y Rick por la larga relación de Brent con Steve, que le daba una perspectiva única sobre la vida de Steve. Retrata a Steve mejor que cualquier otro, y estamos contentos de haber participado», añadió.
Muchos de los que han tenido acceso al libro antes del lanzamiento coinciden en que es un retrato más completo y más matizado de Jobs que el de Isaacson. «Podía ser un capullo, pero no un cabrón», dicen Schlender y Tetzeli en un momento del libro. Otros verán en el respaldo de Apple un motivo para la duda. La compañía incluso ha cedido su espacio en la tienda del Soho, en Nueva York, para una presentación de la biografía este jueves, en la que Schlender y Tetzeli responderán a preguntas de los asistentes. No se espera que el próximo libro de Isaacson –volvió a publicar uno el año pasado en el que hablaba de los grandes innovadores tecnológicos, entre ellos Steve Jobs- tenga ese honor.